"...Nos vas a buscar y nos vas escuchar..."

¿Pura espuma?

Algo de esto ya sabiamos pero mejor dejesmos que hablen los especialistas...

Por: Mariana Nisebe. De la Redacción de Clarín.com

mnisebe@claringlobal.com.ar

Varios estudios indican que, consumida con moderación, previene enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer. Es nutritiva y ¡no engorda todo lo que se creía! Se abre el debate.
"Diversos estudios científicos han demostrado que el consumo moderado de cerveza aporta cantidades significativas de vitamina B, fibras, minerales y antioxidantes naturales que pueden ayudar a prevenir distintos tipos de enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas", destaca el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), una entidad española de carácter científico que estudia los efectos de la cerveza y sus beneficios nutricionales . Y eso no es todo: esta popular bebida de bajo valor calórico, contrario a lo que se cree, también ayudaría a combatir la osteoporosis, el estreñimiento y algunos tipos de cáncer. Según el CICS, el consumo responsable sería beneficioso para la sal ud humana . Una afirmación en la que no todos los especialistas están de acuerdo , lo que provoca una interesante controversia.

Las primeras apariciones documentadas sobre la cerveza datan de la época de los pueblos sumerios, en Mesopotamia, nada menos que 4.000 años a. C. En ellas se revelaba una primera fórmula de elaboración casera: se cuece pan, se deshace en migas, se prepara una mezcla en agua y se consigue una bebida que transforma la gente en "alegre, extrovertida y feliz". Por su parte, los egipcios, pueblo sabio por excelencia, la nombraron bebida nacional. Incluso uno de los grandes reyes de todos los tiempos, Carlomagno, era reconocido con el sobrenombre de "rey de la cerveza".

Sus ingredientes han sido prácticamente los mismos durante los últimos 400 años. "La cerveza está compuesta principalmente por agua, cebada (u otro cereal) malteada, lúpulo y levadura. Además, se le pueden agregar otros ingredientes para saborizarla", explicó a Clarín.com Ariel Pirogovsky, productor de la cerveza artesanal Yapai en Santa Rosa de Calamuchita, Córdoba. Durante la fermentación de la cerveza se genera una pequeña cantidad de alcohol, generalmente bajo, entre 4 y 5 por ciento, en promedio (el vino tiene entre 11 y 15% de alcohol, y los licores en general, más del 35%). Las diferencias principales entre la cerveza artesanal y la industrial se encuentran en las proporciones, en el tratamiento de la materia prima y en el proceso de elaboración de la misma. Como explica Pirogovsky, entre otras distinciones, "las cervezas artesanales no tienen conservantes, estabilizantes u otros agregados químicos. Además, las cervezas industriales tienen procesos de filtrado que no se utilizan en las artesanales".

La nota completa aca>>>

Pero mas alla de todos los beneficios, como prenvencion de emfermedades y todas esa cosas que tienen que ver con la vida sana, los argentinos tenemos otro motivo por el cual recurrimos a la cerveza, y no solo un motivo sino una ocasion en particular y a una cerveza en particualar, ¿o no? a ver que dicen despues de este video...