Hoy es #FueraBarrick: Por qué marcha Jáchal

Nota original de La Vaca
 
Saúl Ceballos, miembro de la asamblea Jáchal No se Toca
 Saúl Ceballos, Jáchal No se Toca)
Pasado, presente y futuro de un pueblo que hace un año gritó “Fuera Barrick” y hoy pide que no se instalen nuevos proyectos mineros en la zona. Lecciones sobre democracia, participación ciudadana y extractivismo, a un año del derrame de millones de litros y una consulta popular que pudo haber cambiado la historia. El WiFi que espía y otras maravillas del pueblo que ahora mismo está marchando para exigir que lo escuchen. 

Volver adónde, compañeros?

Por Gerardro Adrogué *

A volver, a volver, vamos a volver. En más de una ocasión me descubrí cantando esta consigna. Hace unos meses con cierta mesura, incómodo tal vez. Hoy con manifiesto entusiasmo. Es un canto potente y ordenador. A veces surge de forma espontánea, hermanando a personas que sólo pretendían escuchar música en un recital. Otras veces fluye en una plaza repleta de vecinos. Con mayor frecuencia lo escuchamos en los actos y encuentros que se suceden a lo largo y a lo ancho del país. A volver, a volver, vamos a volver. Verdadero santo y seña con el que reconocemos a quienes (intuimos) piensan como nosotros.
Amo a la selección, las alegrias en muchos momentos solo vienen de su mano.


El Lio de la Poderosa

 
Dijeron que Messi era un pecho frío y que Zavaleta es una zona caliente. Que no sentía la camiseta y que los villeros no sentimos el laburo. Que no era latinoamericano y que nosotros no somos argentinos. Que sólo le importaba la plata y que sólo nos importan los choripanes. Que era malo por haberse ido y que somos malos por haber venido. Que vivía jugando a la Play y que vivimos mirando la tele. Que lamentablemente no era como Maradona y que desgraciadamente somos como Maradona… A ustedes, barriletes cósmicos de los medios marcianos, ¡gracias! De no haber sido por esa burda e histórica estigmatización que sufrimos las villas, jamás nos hubiéramos atrevido a sospechar de todos esos dedos que señalaban a Lío. Pero el espanto nos unió, como nos une su fútbol, su garganta y su inapelable argentinidad. Ojalá digan ahora que le pagamos o que nos vendimos, que lo hizo por prensa o que lo hacemos por giles, que quiso hacerse el negrito o que queremos hacernos los chetos. Digan lo que quieran, pero ya no podrán tapar este grito al unísono de los “inmigrantes” villeros y el crack “europeo”, que hace unas horas volvió a demostrar con creces todo eso que ya sabías: ¡Hablan boludeces, todos los días!





De vuelta...

Lo pensé una, diez un millón de veces, que digo un millón, 10 millones, le di vueltas, lo mire de todos los ángulos y siempre la respuesta es la misma, llega el día en que decido y me siento feliz, supongo que porque es lo que realmente quiero.
Nunca antes lo había encarado con tanto profesionalismo, vuelvo a la radio, a editar sonido, mis programas y lo que mas me gusta sentarme detrás de un micrófono.
Muchos no van a comprender la importancia de la lista que estoy a punto de hacer pero otros si, los que me vieron hacer radio en una habitación de casa con lo que tenia a mano, con una computadora que no podía hacer dos cosas a la vez. Desenchufando algo para que otra cosa puede funcionar, radio con sacrificio y esfuerzo, pero el cambio llego siempre:
Consola de sonido nueva, con reproductor de mp3 incorporado. 
Placa de sonido profesional Lexicom Lambda externa USB,
CPU CX I3 con 4 Gigas de Ram y placa de video profesional, 
Akg P 120 Micròfono Condenser Profesional De Estudio
Micrófono samson C01 de estudio.
Editor de audio Adobe Audition profesional. 
Editor de audio Cubase LE. 8. 
Solo faltan algunos detalles y el camino al regreso a la radio estará listo. 
La segunda parte es que empiezo a estudiar Técnico de grabación en estudio y sonido en vivo, desde agosto. 
Me meto en la radio profesionalmente, una segunda etapa sera armar el estudio pero ese sera otro capitulo. 
Bienvenidas decisiones importantes. 
Pronto vuelve YO ARGENTINO RADIO, EL CARTERO Y QUIZAS ALGO MAS. 



 

¿HACE FALTA?

Por: Carlos Barragan.

Lo que muchos de nosotros nos preguntamos sobre este gobierno es ¿hace falta? Porque hay cosas que son excesivas, son demasiado, parecen hechas de puro gusto.
Quiero decir, cuando Vidal les saca la carne y la fruta a los comedores de las escuelas, uno dice ¿hace falta? Cuando levantan el plan Qunita, si las cunitas ya estaban ¿hace falta? Cuando incendian las carpas de la protesta en Ushuaia, cuando el ministro de economía les pide perdón a los que nos robaron nuestra línea aérea, cuando la ministra de seguridad inventa que hay kirchneristas violentos con molotov, cuando aumentan el gas en la Patagonia diez o quince veces y dicen que los patagónicos tienen que dejar de andar en remera, cuando vallan la Plaza de Mayo, cuando quitan cuadros de patriotas de la casa de gobierno, cuando mantienen secuestrada a Milagro Sala en una cárcel… y tantas cosas más, que no son exactamente sacarnos la plata a nosotros para dársela a sus amigos. (Que eso es lo que creemos que básicamente vinieron a hacer.) Esas acciones políticas son las que debemos comprender. Y son las que menos comprendemos. Y son las que más nos desmoralizan.
La derecha es brutal, estamos de acuerdo, pero no es bruta. Es sofisticada, por eso fue capaz de conseguir que la votaran en elecciones libres. Y estas acciones brutales que no entendemos para qué les sirven, y nos preguntamos ¿hace falta? son las más ricas, las más jugosas, las que más rédito les dan. Porque son castigos y persecuciones, son la demostración de que los derechos del pueblo no corren más, y son la demostración de que las decisiones que toma el gobierno no precisan de un marco institucional, ni democrático, ni se guían por el bien común, y ni siquiera necesitan tener una lógica que las explique. El gobierno –este gobierno- tiene la potestad de hacer cualquier cosa y de explicarlo diciendo cualquier otra cosa. Como una monarquía desquiciada que toma medidas crueles sin importarle las consecuencias.
Por eso cuando nos preguntamos ¿hace falta? la respuesta es que sí, que les hace falta, que necesitan imperiosamente reeducarnos, moldearnos según esta doctrina del poder que se justifica a sí mismo: porque tengo el poder hago lo que quiero, y porque hago lo que quiero tengo el poder.
En los años anteriores ese poder tenía su base y su raíz y su razón de ser y su fuerza elemental en el pueblo. Fue en el pueblo donde se apoyaron Néstor y Cristina para mantenerse en el gobierno. Ahora, este es el gobierno del verdadero Poder y por eso cuando uno de nosotros flaquea, afloja, y deja de resistirlo, se aleja la posibilidad de volver. Es clave que ante cada lección de dominación que nos da la derecha podamos no aprender. La etimología de la palabra Democracia nos puede ayudar. Democracia significa gobierno del pueblo.

Represión y desalojo en el acampe en Tierra del Fuego

Como siempre la poderosa!!!!


Nosotros, que las vemos fortalecer a otros, que las vemos empujando hamacas, que las vemos destapar cloacas, que las vemos matar al hambre, que las vemos cortar alambre, que las vemos parir ideas, que las vemos dirigir asambleas, que las vemos amamantar ilusiones, que las vemos descargar camiones, que las vemos modificar los talles, que las vemos ganar las calles, que las vemos expandir cortos destinos, que las vemos morir en abortos clandestinos, que las vemos enfrentar a la milicada, que las vemos endulzar la chocolatada, que las vemos soportar el amasijo, que las vemos rescatar a un hijo, que las vemos renacer del dolor, que las vemos hacer el amor, que las vemos correr paradigmas, que las vemos demoler estigmas, que las vemos laburar a dos manos, que las vemos militar los Derechos Humanos, que las vemos interpelar al Estado, que las vemos desgarrar al patriarcado, que las vemos 9 meses desde abajo de la piel, que las vemos ridiculizar mil veces a Del Sel, que las vemos tatuar un beso, que las vemos copar el Congreso, que las vemos soltarse de amarras, que las vemos quitarse códigos de barras, que las vemos arrancar cada mañana, que las vemos luchar como Lohana, que las vemos hacer tantas cosas y que las vemos siempre tan, pero tan poderosas… Nosotros, muchachos, hijos de Tania, Juana o Evita, no podemos dejar de ver: qué débiles todos los machos, cuando grita una mujer.




La Beriso - Ella (#niunamenos)



Cada 30 horas una mujer muere por violencia de género en Argentina.
Si sos víctima o conocés a una mujer que sufre maltrato comunícate al 144.

#NiUnaMenos